Trucos para hacer el hojaldre perfecto

Dentro de la repostería y la repostería salada, una de las cosas más complejas para hacer, sobre todo si no se tiene demasiada experiencia, es el hojaldre, conseguir esa textura tan especial que tiene, algo que, seguramente, a nadie le saldrá bien la primera vez que quiera hacerlo.

A pesar de ello, existen muchos trucos para conseguir el hojaldre como siempre hemos querido, como nos gusta tanto, como lo preparan en nuestra pastelería favorita. Y no se trata precisamente de comprar la pasta casi hecha y solo tener que meterla en el horno con un poco de huevo, sino que lo importante son los ingredientes que se usan y la forma de trabajarlos.

Cómo conseguir el hojaldre perfecto

20061130222720vol-au-vent-1

Para hacer un buen hojaldre pondremos harina sobre la encimera de la cocina y haremos un hoyo como si fuera un volcán, verteremos agua, sal y la mantequilla fundida, para después ir incorporando más harina poco a poco hasta conseguir una bola compacta.

Cuando hagamos la bola la marcaremos con una cruz en el centro un poco profunda y meteremos la masa al frigo durante unas dos horas aproximadamente.

Después extenderemos la masa con la ayuda de un rodillo, haremos una forma de cruz y con la mantequilla que tenemos atemperada la pondremos en el centro y haremos un pequeño paquete con ella, tapándola con los lados de la cruz para que quede un rectángulo perfecto.

DSC_1863

Extenderemos la masa con el rodillo en una única dirección hasta conseguir una plancha de forma rectangular, meteremos la masa en la nevera durante 30 minutos y ya estará listo para elaborar postres dulces o salados.

Es muy importante que tanto la harina como la mantequilla sean de calidad, sobre todo la mantequilla, pudiendo comprar una especial para hojaldre.

La masa hay que meterla muy fría en el horno ya precalentado para que pueda subir, de manera que la mantequilla se derrita creando una masa suave y esponjosa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para finalizar, si vamos a dejar reposar el hojaldre durante más tiempo, debemos protegerlo con papel de film transparente.

Son pequeños trucos pero que resultarán muy útiles de cara a obtener ese hojaldre que siempre hemos querido preparar y nunca nos ha salido bien.

Déjanos tus comentarios