Diferentes tipos de carne y su influencia en la salud

Seguramente han escuchado decir más de una vez que para la salud siempre es mejor comer carnes blancas y reducir en la dieta la presencia de carnes rojas. Pues bien, hoy en Cooking vamos a explicar la verdad acerca de esta afirmación, además de describir los diferentes tipos de carnes que existen y su influencia sobre la salud.

¿Carnes rojas o blancas?

La gran clasificación en el mundo de las carnes es aquella que las divide entre carnes rojas y blancas. Las rojas incluyen aquellas de vacuno, de cordero o de buey, mientras que las blancas comprenden el cerdo, pollo, pavo u otras aves.

La gran diferencia entre el color de ambos tipos de carnes es el color, el cual se debe a mayor o menor presencia de mioglobina, la cual describe la presencia de purinas, una sustancia que en el organismo se descomponen en ácido úrico. Son las carnes rojas las que contienen en mayor proporción este tipo de sustancias.

Una creencia que se ha hecho muy popular es que las carnes blancas son mejores porque son más ligeras. No obstante, lo cierto es que la presencia de grasas y calorías depende mucho del corte y del tipo de carne. El mejor ejemplo es la comparación entre una carne de ternera derivada del lomo y un ala de pollo con piel; pues bien, la primera es bien magra y mucho más pobre en grasas y calorías que la segunda.

food-lunch-meal-tomatoes-large

¿Beneficios para la salud?

Entre los nutrientes de las carnes destaca el aporte de proteínas completas, es decir, con todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para reponer y formar estructuras. Además, ofrecen grasas en mayor o menor proporción, las cuales pueden ser saturadas, mono o poliinsaturadas.

En cuanto a los minerales, destaca el gran aporte de hierro especialmente en carnes rojas. También es notable el contenido en potasio, magnesio y fósforo y entre las vitaminas el ácido fólico y demás vitaminas del complejo B, sobre todo B12.

Por todo ello, las carnes son imprescindibles en cualquier dieta saludable y equilibrada.

food-dinner-steak-fork-large

Steak Champ

Una vez seleccionada el tipo de carne que vas a consumir, a la hora de cocinarla te recomendamos el termómetro Steak Champ de nuestra colección. Simplemente tienes que introducirlo en la carne y un parpadeo doble verde te irá indicando que está poco hecha (medium rare), uno amarillo que está medio hecha (medium) y uno rojo que está hecha (medium well). Se puede utilizar tanto en la parrilla como en la sartén o en el horno.

 

 

Déjanos tus comentarios